01Septiembre2014

En el contrato de arrendamiento de equipo médico no habrá letra chiquita: Nemi Dib

Xalapa, Ver.- A fin de mejorar la calidad de los servicios que presta el sector salud de Veracruz, el Pleno de la legislatura local aprobó la solicitud del gobernador Javier Duarte de Ochoa para el arredramiento de equipo médico por un plazo de ocho años.
Dicha operación se hará mediante licitación pública para lograr mejores precios y condiciones a favor del Gobierno del Estado por un plazo de hasta ocho años y con una inversión de mil 600 millones de pesos incluidas actualizaciones anuales, mediante el procedimiento de licitación pública nacional con quien ofrezca los mejores precios y condiciones, siempre que al término del contrato los bienes arrendados pasen al patrimonio del estado con destino a la Secretaría de Salud.
En la exposición de motivos, destaca que el equipamiento hospitales del sector salud de Veracruz es una necesidad crítica de inaplazable ejecución por la precariedad de los equipos médicos, lo cual genera escasa efectividad en el objetivo de dar cobertura total a los servicios de salud con la inmediatez y eficacia que se requiere.
Posteriormente en entrevista, durante su permanencia en el Congreso del Estado, el secretario de Salud, Juan Antonio Memi Dib, dijo que los gastos hospitalarios en Veracruz resultan muy caros para el gobierno estatal.
Ejemplificó que para el nuevo hospital de Boca del Río, próximo a inaugurarse, en su primera etapa necesitara 400 trabajadores, entre médicos especialistas, enfermeras generales y quirúrgicas.
“Todo eso sale del presupuesto estatal, entonces el volumen de gasto de la Secretaría es fuerte. Piensen cuánto cuesta darle mantenimiento a 2 mil 500 camas de hospital”, expresó, pero confió que a la brevedad se publique este acuerdo de la Legislatura para el arrendamiento de equipo hospitalario e inmediatamente se haga la situación abierta nacional.
Podrá participar “cualquier empresa o ciudadano que le quiere entrar con mil 400 millones de pesos, todas las propuestas son bienvenidas… Tengo la instrucción del Gobernador de que sea la licitación más clara transparente y e inobjetable, del sector salud”.
Aseguró que “aquí no habrá letra chiquita, no hay truco, se rentará equipo nuevo lo operarán trabajadores de la Secretaría de Salud y las empresas que ganen no prestará ningún servicio”.
La única diferencia con un contrato tradicional al cumplirse el plazo de la ley es que todos los bienes se convierten en propiedad del Gobierno del Estado, entonces no hay riesgo de que se repitan fenómenos como el de la empresa Finamed, aseguró.
El proceso de licitación lleva casi tres meses, y las empresas que gane requerirán tiempo para el reemplazo o entregar los equipos.
“En todos los hospitales hay necesidades. Tan sólo en la Torre de Laparoscopía del Centro de Especialidades Médicas en Xalapa (CEM), ese equipo llegó al fin de su vida útil. Y los estudios actualmente se realizan con equipo rentado”, explicó.
“Un caso crítico es el hospital del Uxpanapa, en pleno corazón de la selva, el equipo de rayos X está dando mucho problema, y son cuatro horas de distancia de ese hospital a la ciudad de Minatitlán, donde se localiza otro nosocomio.”
Relató que en ese lugar con presupuesto normal se compró un equipo de rayos X, que costó 4 millones de pesos, el cual ya se mandó y ya está en proceso de instalación, pero era un caso muy urgente.
Asimismo dijo que de las 2 mil 500 camas que están en operación, sustituirán mil 850 por nuevas; otras se van a reparar para ponerlas nuevamente en operación, hay equipamiento que se va a sustituir y que aún puede ser aprovechado.
“Es una operación maravillosa, no tiene letra chiquita ni implica gastos adicionales, y eso permitirá que los hospitales estén equipados y funcionen perfectamente bien”, finalizó el funcionario. (Foto: Agencia Fotover).